sábado, 5 de abril de 2008

Los meses pasan

7.40 Suena la alarma, abro los ojos, dónde habré puesto esta vez el móvil?, a tientas lo encuentro, el viento sopla con fuerza al otro lado de la pared, cambio la alarma, cierro los ojos.



8.10 ... suena la alarma ... cambio la alarma ...

8.40 ... suena la alarma, me levanto por cojones, sé que me podría quedar más en la cama pero tendría que llamar un taxi, y sé cómo funcionan aquí, llegarían tarde y me harían llegar aún más tarde a mí, ducha, me visto, 14 minutos, zapatos abrigo y bufanda en el recibidor, salgo por la puerta, las 8.56, voy bien, el límite son y 58, comienzo a caminar, viento en la cara, una constante de la mañana, mi mente se tropieza con los pensamientos del trabajo, ambiciones, problemas, la aparto en un golpe de consciencia, la encajo en mi rutina diaria de recordarme a mí mismo lo afortunado que soy al tener un trabajo, una casa, piernas para andar... me ayuda a olvidarme del "pasajero oscuro" del que hablan en una serie que ya se ha hablado por aquí. Veo llegar el tranvía cuando todavía me quedan 100 metros para la parada, echo a correr, naaaa, "prisa mata amigo, prisa mata...", espero en la parada todavía sumido en mis anclajes mentales mañaneros, los chicos que reparten el periódico gratuito del transporte público ya me conocen, me dan los buenos días sin ofrecerme ese papel impreso lleno de escándalos y noticias manipuladas, me reafirmo en mi derecho a estar desinformado, llega el tranvía, a esta hora ya hay bastante menos gente, entro e intento seguir con mis ejercicios mentales, el resto se afana en la lectura de sus periódicos o se pierde en la música portátil que sale de pequeñas cajas llenas de circuitos, tan alta que se forma una cacofonía entremezclada con los sonidos del tren en que viajamos; siete paradas más tarde me bajo, cruzo las vías y me encaro al Sol que últimamente nos está regalando con su presencia, los compañeros empiezan a llegar, intento apartarme de sus conversaciones triviales, se acabó el intentar conocer a todo el mundo y llevarse bien con todos, esa etapa ya ha pasado. Subimos al bus, sigo afanándome en mis procesos internos, mala suerte, una de las chicas que conozco desde hace más tiempo se ha sentado a mi lado, hablamos de tonterías, reimos, hacemos planes para viajes, comentamos el trabajo... Llegamos a la ofi, dejo mi abrigo en el perchero, son las 9.43, 43 minutos tarde, P. ya está aquí, llega a las 8, me saluda con su acostumbrada alegría, alguna vez me ha hecho algún comentario por llegar todos los días tarde, pero ya pasa de mí, "que tal estás?" "Bien, que tal tu? qué hiciste ayer?", nos ponemos al día en un par de minutos, sin sentarme en la mesa me encamino a la cantina, un plato de papel, un par de rodajas de piña, un par de sandía, unas fresas, unas lonchas de salmón ahumado, unas alcaparras de acompañamiento, un plátano?, bueno, para luego, un capuccino de máquina y un par de croissanes recién hechos, estoy echando tripa, ok, uno sólo, vuelvo a la mesa, reviso el correo y la lista de tareas para hoy, poco que hacer, sigo de palique con P., abro el firefox, 40 pestañas de golpe, empiezo a echar un vistazo a todas las páginas que me interesan, media hora más tarde llega D, "Morning "Lui"", "Morning D. how is it going?", "not bad, not bad, yesterday...", otro rato de palique, son casi las once.

11.00 Empiezo a currar, administración de cuentas en el dominio, problemas técnicos con los ordenatas de la empresa, unos 400, problemas de drivers, problemas de redes, alguien viene en estado de pánico, mi ordenador hace cosas extrañas!!!¨, mmmmm, ok, vamos, apago y enciendo, todo arreglado, llego a la mesa y nos reímos entre nosotros, las 12.00 un cigarrito?, claro, salimos a la terraza, vaya día!!!, se ve el mar, campos verdes, un lago que tenemos en frente, los patos pescando su almuerzo, más risas, llega alguno de los jefazos, ahora que te conocen empiezan a relajarse y cuentan historietas y anécdotas, esta gente lleva currando muchos años en sitios dispares, están llenos de vidas extrañas y totalmente ajenas a mí, pensaba que sólo existían en las series americanas o asiáticas. Volvemos dentro, más incidencias, algún que otro proyecto medio interesante de montar máquinas específicas para algún departamento, algún ejecutivo con problemas, nadie quiere hacerlo, a mí me la suda, voy, hay de todo, gente que te trata como basura, gente maja, gente interesante, intento tratar a todo el mundo de la misma manera, cómo me traten a mí es su problema. Estoy sentado en uno de los pasillos más concurridos de la oficina, mis antiguos compis del anterior departamento suben a comer o a echarse un cigarro, con todos hablo un rato e intercambiamos planes para tomarnos unas pintas, el deporte nacional.

13.50 El hambre aprieta, todas las mañanas nos pasan el menú por email, yo prefiero llegar a la cantina y llevarme la sorpresa, recojo por el camino a G. mi amigo francés, solemos comer juntos, es un tipo muy majete, "sushi!!!" otra vez, unas verduritas, el especial del chef vegetariano, sopa, y un poco de ensalada, comemos tranquilamente, "un poco de queso?" me pregunta G., "claro", la selección va mejorando poco a poco y nos deleitamos con un queso azul estupendo durante una eternidad, echamos de menos una copita de vino, en fin, cuando seamos jefes de todo esto... Paso del postre, estoy echando tripa, tarta de queso al Bailies, arjjjj, seré fuerte, seré fuerte, al carajo, me ojo un trozo, la cubro con una servilleta y salimos a la terraza de nuevo, otro cigarro, más risas, más historias, nuevas caras, hacemos el tonto un rato, la gente nos mira como si fuéramos extraterrestres, ridículo?, para qué?. Volvemos dentro, un expresso, el postre, me siento en mi mesa, poco trabajo otra vez, abro mis documentos de Unix, intento concentrarme, P. y D. empiezan de juerga otra vez, terminamos jugando a un juego de palabras en inglés, diferentes maneras de referirse al aparato sexual femenino, estoy perdido durante las diez primeras, me estrujo la cabeza y empiezan a salir, ellos se tiran por los suelos de la risa, al carajo!. Configuro un par de teléfonos, son una maravilla, hacen de todo estos bichos, el jefe llega y nos pregunta qué tal van las cosas, todo bien, la nueva directiva de seguridad nos está dando problemas, reunión mañana, ok, seguimos currando.

16.00 Llega J. un cigarrito?, mmmm claro, salimos de nuevo a la terraza, hablamos en castellano un rato, pero siempre llega alguien y nos dá conversación así que volvemos al inglish, una pena, se echa de menos hablarlo a veces, seguimos de palique un rato más, comentamos el curro, a él le han hecho jefe de aquipo, las anécdotas son graciosas, a mí me recuerdan a tiempos pasados. Volvemos dentro, más trabajo, uno de los departamenos se cambia a otro sitio, he de revisar todas la conexiones de red, llamo a un par de compañeros que se encargan de esos temas, arreglamos el tema, montamos un switcher nuevo, son gente maja, su departamento y el nuestro tienen ciertas "fricciones", a mi me importa un ...

17:30 termina mi jornada laboral, la gente se empieza a pirar, he decidido quedarme a estudiar, lo llevo haciendo ya unas cuantas semanas, a lo que me dedico me podría dedicar para siempre, es lo que llevo haciendo durante toda mi vida, trastear con ordenadores, y me pagan por ello, increíble, pero la necesidad de hacer cosas más interesantes está siempre presente, tengo ganas de currar fuerte en algo, dedicar energías, algo que represente un reto a mi inteligencia y a mi capacidad resolutiva, comienzo a estudiar.

21.15 Estoy destrozado, salgo de la ofi y espero al bus que me ha de llevar al tranvía, el conductor es un hombre de unos 50, polaco, que todos los días me dice "Luis!!!! you work toooo much!!!!", me río con él, le trato de explicar que me quedo a estudiar pero es imposible, su inglés da para bastante menos, el se comunica en una mezcolanza de polaco-alemán-y un poco de inglés, le entiendo lo suficiente, a esa hora normalmente voy solo yo en el autobús y me dedico a preguntarle palabras en polaco para sorprender a mis compis de piso, terminamos pasando un buen rato, nos damos las buenas noches en polaco, el lo intenta en español, jajajjaja, ni de coña.

22.00 Llego a casa después del viaje en tranvía con los ojos cerrados intentando ganar un poco de energías, el paseo de 15 munutos a mi casa a veces se hace un poco largo, la primavera me regala con aromas de flores nocturnas, me obligo a hacer mis rutinas físicas, me sigue doliendo la espalda pero al carajo, termino y un poco de meditación, charlo un poco con mis compis, S. la dulce, J. y su sonrisa, E. y su incombustible energía, M. la locura loca, D. el niño adulto, L. ...

23.20 Me derrumbo en el salón a leer, llevo demasiadas horas delante de un ordenador como para ponerme de nuevo, Dexter consumió muchos de estos ratos en las semanas precedentes, qué serie más chula, una pena que se acabe, media noche, salgo a la terraza, me lío un cigarro, hace lo suficientemente bueno como para sentarme un rato y fumar sin prisa, otro momento que pasa, disfruto del descanso merecido, "estás vivo!" dice algo dentro de mí, entro en la cocina, "Gin Dovra" " buenas noches", me escurro a la cama, intento leer un capítulo, mis ojos se cierran sin yo quererlo, 7.40, suena la alarma...

3 comentarios:

Gustavo dijo...

Muy interesante y ameno, muchas gracias.

Yo no quiero el periódico en el metro porque me parece un gasto de papel increible. Y respecto al postre... dificil contenerse al menos en mi caso con el arroz con leche. Y te jodes, que yo tengo vino en el comedor, vaya kalimotxos que me hago :-)

Miguel San dijo...

Joder que melancolia destilan tus palabras K. Te he podido imaginar con tu abrigo gris y tu cara de pocos amigos, temprano por la mañana, corriendo para subirte al Luas.
Has vuelto a fumar maricon, yo sigo luchando contra la jodida adicción. A ver cuanto duro.....

Sr. Rubio dijo...

No se si es meláncolía o que (hoy llueve por Madrid) pero yo en el fondo atisbo felicidad, paz, no se... a lo mejor es una interpretación demasiado personal. Es cierto que la monotonía trae muchas cosas malas, pero también tiene sus momentos, y espero que seas feliz Ki, eso es lo más importante...

Estoy de un pastel que no me tengo!!!